Pérdidas

La TAM de pérdidas totales2 del año 2020 fue del 19,61%, observándose una disminución con respecto al año anterior que ascendió a 19,90%.


El valor absoluto de pérdidas en GWh fue menor al del año 2019. Las mayores pérdidas se produjeron en el primer trimestre en virtud del contexto político asociado al marco socioeconómico.


En las Regiones II y III se siguen detectando nuevos asentamientos carenciados y el crecimiento de los ya existentes. El robo de energía en estos barrios sigue siendo el principal factor en el incremento de las pérdidas totales.
 Durante el año 2020 se continuó con el plan iniciado en años anteriores, que consistió en contar con la instalación de 250.000 medidores autoadministrados MIDE en el año 2020. El plan tiene como fin normalizar a usuarios clandestinos, clientes inactivos y clientes morosos crónicos. Durante el año 2020 se instalaron 25.466 MIDEs, de los cuales 24.540 se encuentran activados.


Se continuó instalando el nuevo tipo de red MULCON, aprovechando las funcionalidades del medidor MIDE e incrementando la invulnerabilidad en barrios de alto nivel de fraude, como así también se profundizó el el desarrollo de herramientas analíticas e inteligencia artificial para lograr mejoras en la efectividad del direccionamiento de inspecciones para reducir el hurto de energía.


Durante el año 2020 se efectuaron aproximadamente 518.000 inspecciones de medidores en Tarifa 1 con un 54% de efectividad. En cuanto al recupero de energía, además de la normalización de clientes con MIDE, se realizó la normalización de clientes clandestinos con medidores convencionales. En todos los casos se ha observado una llamativa tasa de reincidencia en el fraude.